domingo, 7 de septiembre de 2008

In a Dark Dark Room

La habitación es oscura e insuficiente. Los ecos de un pasado distante y utópico todavía resuenan en alguna mancha de café en el suelo o en algún mueble comprado con ilusión. Pero el proyecto no fué mas que eso: una ilusión. Y ahora la comunicación está quebrada. ¿Me pregunto cuanto tiempo pasará antes de que alguien tome una decisión y abra la puerta?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No entiendo de arte pero a esta le di mi propio sentido, quizá demasiado propio, para mi muestra una realidad de cotidiana de muchas personas, realidad a la que nunca quisiera llegar y la que saldría corriendo para abrir la puerta. Nos quedamos sentados por que se perdió la ilusión y mas fácil no hacer nada, es mas cómodo quedarse sentado, sentado no hay riesgo de tropezar, no nos podemos mirar a los ojos por que tenemos la mirada perdida en el entorno, tenemos la mirada "llena" de entorno materialista, de cosas sin importancia, con esa mirada todo resulta insuficiente, todo se vuelve oscuro, al final todo termina siendo una cuestión de elección, que quizá nunca llegue o si, no se, se resume a una decisión. Muy bueno, me llego, es practico, me dice muchas cosas.
Miti.

Javier dijo...

Miti, la magia del arte es que uno puede resignificar su contenido a través de las experiencias personales, haciendo propio el trabajo del autor de la obra. Me alegro muchisimo de que hayas podido hacerlo tuyo. Te mando un abrazo

Juan dijo...

Respecto a lo que le decis a Miti, recomiendo "Obra Abierta" de Umberto Eco.
Respecto a las obras, me gustaron todas Javi, ya las habia visto en tu sitio.
Saludos!

Javier dijo...

Gracias Juan, por las felicitaciones y por el dato del libro. Estuve leyendo un poco sobre su contenido y creo que mañana me voy a conseguir una copia. Un abrazo!

Anónimo dijo...

que triste